Páginas servidas: 83.241.876
26 - 03 - 2019

Cultura / Abandonad toda esperanza

Referencia: YNQ3Z - Viernes, 8 de Marzo de 2019

Vidas ilustradas de mujeres

Abandonad toda esperanza, salmo 652º

O vidas de mujeres ilustradas, que para el caso también nos vale perfectamente. La verdad es que no es necesario tirar de efemérides ni celebraciones para recomendar algunas lecturas de interés, y de todas formas llevaba ya un par de semanas pensando en hablarles de tres de los últimos cómics que he leído y que tienen todos ellos un rasgo en común: sus protagonistas son personajes femeninos históricos. Pero el hecho de que hoy se celebre el Día Internacional de la Mujer viene que ni pintado para poner mis reflexiones en negro sobre blanco y de paso rendir homenaje a tres mujeres que hicieron historia en sus respectivos ámbitos profesionales.

Empezaré por Marie Curie y la novela gráfica que le ha dedicado Alice Milani, autora italiana hija de científicos y que por lo tanto ha mamado desde muy pequeña la indiscutible importancia histórica de esta premio Nobel por partida doble. Cabe señalar, aunque solo sea como curiosidad, que la primera creación de Milani estuvo dedicada a otra mujer polaca y premio Nobel, esta de literatura: la malograda poeta Wisława Szymborska; una obra, por cierto, que lamentablemente permanece inédita en nuestras librerías. Por fortuna, no ha ocurrido lo mismo con este relato biográfico a propósito de la científica nacionalizada francesa que se convirtió en la primera persona en recibir dos Nobel en especialidades distintas -Física y Química- y la primera mujer en ocupar un puesto de profesora en la Universidad de París: estamos ante un cómic de más de doscientas páginas convenientemente documentadas y exquisitamente ejecutadas sobre la mujer que, primero junto a su marido Pierre Curie y luego en solitario tras enviudar demasiado pronto, realizó los primeros estudios sobre el fenómeno de la radiactividad (término que ella misma acuñó) y descubrió dos elementos: el polonio y el radio. La presente es, pues, una obra sobre la lucha de una mujer contra el desprecio de la sociedad conservadora de su época que, al margen de la relevancia de su protagonista principal, se constituye en un álbum de gran valor artístico; y que termina resultando una lectura muy recomendable más allá de su indudable valor como obra divulgativa.

Menos conocida por el gran público, pero de una relevancia indiscutible para estudiosos y amantes del séptimo arte, es Alice Guy, la primera mujer directora de la historia. Cuando se habla de mujeres cineastas, muchas veces se recuerda como la primera a Dorothy Azner, seguida de otras como la también actriz Ida Lupino dentro de las fronteras de la industria de Hollywood (aunque como realizadora se moviera sobre todo en los márgenes de la serie B), la británica Muriel Box, o Maya Deren en el pantanoso territorio del cine de vanguardia. Pero antes de todas ellas estuvo esta verdadera pionera, coetánea de los creadores del cinematógrafo, los hermanos Lumière; y que entre 1896 y 1920 dirigió más de cuatrocientas películas, entre largos y cortos, la mayoría firmadas con su nombre de casada: Alice Blaché. En el cómic biográfico que le ha dedicado, Yeyei Gómez hace gala de un estilo subyugante, que emparenta la presente obra con algunas de las autoras más arriesgadas del cómic nacional contemporáneo -vaya por dónde, todas mujeres-: leer estas cuarenta y ocho páginas (que saben a poco) supone acordarse inmediatamente de algunos trabajos recientes de figuras como Ana Galvañ o Conxita Herrero. Pero, por otra parte, la autora demuestra poseer una personalidad propia, en la medida en que combina cómic e ilustración para armar unas composiciones de página verdaderamente osadas y que se ven salpicadas de declaraciones de y sobre la propia cineasta que terminan dando forma así a una biografía parcial pero fascinante. Debe destacarse que el cómic se editó anteriormente con motivo de la exposición "Hijas de Alice Guy" comisariada por Pedro Toro, pero se ha reeditado recientemente y por tanto no resulta nada complicado adquirirlo a través de la web de la autora... De la cual, por cierto, espero que dé pronto el salto a la novela gráfica de mayor extensión y con una más que merecida publicación y distribución normalizada a cargo de una editorial de renombre.

Los dos campos profesionales que cultivaron Marie Curie y Alice Guy se fusionan en la figura de Hedy Lamarr: y es que muchos la conocen como la actriz de la Edad de Oro de Hollywood que fue partenaire de Victor Mature en la bíblica Sansón y Dalila; algunos menos como quien protagonizó el primer desnudo integral de la historia del cine en Éxtasis antes de trabajar a las órdenes de directores de la talla de Victor Fleming, King Vidor o Jacques Tourneur; pero muy pocos saben de su labor como inventora de un sistema de transmisión inalámbrica que es precursor de todas las redes de comunicación wireless y, por extensión, de la socorrida wifi actual. A partir de esta doble faceta, el guionista Ricardo Vilbor ha urdido un relato ficcionado pero basado en hechos reales que sumerge a esta bellísima actriz del cine clásico en blanco y negro en un relato trepidante repleto de persecuciones, espías nazis, rodajes interrumpidos, engaños e identidades falsas; un libreto que el dibujante Ángel Muñoz, valenciano como su compañero de fatigas y como los miembros de la escuela valenciana a los que tanto admira, ha resuelto con el estilo de línea clara característico de esta última, dando como resultado un acabado final que recuerda muy gozosamente al trabajo de autores como Daniel Torres, Manel Gimeno, Mique Beltrán o Sento. El resultado es, como gusta de destacar a la propia editorial -en una propuesta promocional que, por una vez y sin que sirva de precedente, es verdad-, uno de esos cómics que cuentan una buena historia materializada por un buen dibujante, y que -doy fe- se disfruta leyéndolo de una sentada. Si después de hacerlo, como dice la prologuista Clara Grima, entran ganas de documentarse al respecto, pues mejor que mejor. Y esto último vale también para las protagonistas de las otras obras que les recomiendo hoy, claro está. En resumidas cuentas: que aproveche usted el fin de semana para leer, hombre. O mujer.


Marie Curie y Objetivo: Hedy Lamarr están publicados por Nórdica y Grafito respectivamente; Guy. Pioner* del cine es una obra autoeditada.

MARIE CURIE

MARIE CURIE

GUY. PIONER* DEL CINE

GUY. PIONER* DEL CINE

OBJETIVO: HEDY LAMARR

OBJETIVO: HEDY LAMARR

La científica Marie Curie

La científica Marie Curie

La cineasta Alice Guy

La cineasta Alice Guy

La actriz e inventora Hedy Lamarr

La actriz e inventora Hedy Lamarr

Yeyei Gómez (centro), junto a otras invitadas de la última edición de Unicómic (c) Tebeosfera

Yeyei Gómez (centro), junto a otras invitadas de la última edición de Unicómic (c) Tebeosfera

Enlaces relacionados con esta noticia

Comentarios a esta noticia

Vidas ilustradas de mujeres
Abandonad toda esperanza, salmo 652º

EDPV Por: Francisco J. Ortiz... Desde:
Comentar esta noticia

Para poder comentar regístrese o valídese con su usuario EDPV o de Facebook

Usuario EDPV  Usuarios EDPV
Usuario:     Contraseña:   ACEPTAR ->

Si no tiene ningún usuario creado Nuevo usuario

Usuario Facebook  Usuarios Facebook

    Si tiene un usuario Facebook también puede utilizarlo para opinar

    facebook

Estadísticas

  • Visitas: 328
  • Impresa: 2
  • Enviada: 0

Valora esta Noticia

  • ¿Te ha gustado este artículo? Valora la noticia con una nota de 1 a 5
  • Voto 1 Voto 2 Voto 3 Voto 4 Voto 5
  • 10 puntos por 2 lectores

Búsqueda

    Buscar noticias sobre:


    Fecha Visitas
banner
El Periódico de Villena, S.L.
C/. Joaquín María López, 21. Primero B - Villena (Alicante) España: 03400
CIF.:B-54029632 - Teléfono: +34 966.153.422
redaccion@elperiodicodevillena.com
acceso anunciantes
Realizado con ENIUS de Telémaco Sistemas
banner
banner

Esta web utiliza cookies propias y de terceros que son necesarias para el proceso de registro y el análisis de la navegacion de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Ver política de cookies

acepto las cookies