Páginas servidas: 77.047.014
22 - 10 - 2018

Cultura / Abandonad toda esperanza

Referencia: YNP3Z - Viernes, 12 de Octubre de 2018

Hitos de la historieta chilena

Abandonad toda esperanza, salmo 632º

Cada vez que termina Unicómic, buena parte de los allí presentes -organizadores, ponentes, público- volvemos a nuestras vidas cotidianas con el cuaderno de notas repleto de ideas, referencias y nuevas lecturas pendientes. En este última edición, a buen seguro muchas de las anotaciones harán referencia a la historieta chilena, que tuvo una presencia fundamental en el programa sobre todo gracias al seminario de investigación impartido por Francisca Cárcamo y Hugo Hinojosa; pero también por comunicaciones centradas en un par de novelas gráficas a propósito de la figura de Salvador Allende, las adaptaciones al cómic de Moby Dick -novela vinculada al país latinoamericano en su origen histórico- o las relaciones entre España y Chile establecidas en las revistas de cómics de los años ochenta, esta última a cargo del citado Hinojosa. Además, como complemento perfecto a estos encuentros disponemos del último monográfico de la revista digital Tebeosfera dedicado precisamente a las viñetas chilenas, que recopila once artículos (uno de ellos firmado de nuevo por Hinojosa) y algunas reseñas; y que incluye también una crónica de nuestro vigésimo Unicómic redactada por Manuel Barrero, Félix López y Silvia Sevilla, que tuvieron a bien visitarnos y a los que desde aquí les agradezco sus amables palabras.

Pero, por supuesto, lo que verdaderamente apetece es leer los cómics en cuestión. Y el azar ha querido que Planeta Cómic nos haya brindado la oportunidad de hacerlo al editar este verano dos clásicos contemporáneos de la historieta de la patria de Pablo Neruda y Víctor Jara. Uno de ellos es precisamente Mocha Dick (La leyenda de la ballena blanca), que en buena medida protagonizó una de las comunicaciones mencionadas: publicada en 2012 e inédita hasta la fecha en nuestro país, es el feliz resultado de la colaboración del periodista y escritor Francisco Ortega y el arquitecto e ilustrador Gonzalo Martínez. Ambos autores parten de un hecho real acontecido a comienzos del siglo XIX: un enorme cachalote albino fue avistado cerca de la isla Mocha en el sur de Chile, y algunos lo identificaron como el animal que hundió al ballenero Essex en 1820. Este suceso está en la base de un relato corto de Jeremiah N. Reynolds publicado en 1839, que a su vez inspiraría al gran Herman Melville la epopeya que está considerada como el nacimiento de la novela moderna en Estados Unidos. A partir de las diversas fuentes documentales disponibles -que de paso hilvanan con los mitos mapuches-, pero sin perder de vista el propósito de entretener y emocionar al lector (algo que logran con creces), Ortega y Martínez nos regalan un magnífico relato de aventuras centrado en la lucha del hombre contra la naturaleza; un relato gráfico que ambos resuelven con bastante más que mero oficio. No está de más señalar que el argentino Enrique Alcatena, un maestro del cómic que dejó un gratísimo recuerdo cuando visitó Alicante en el Unicómic de hace unos años, ha confesado que a lo largo de su vida solo en tres ocasiones no fue capaz de dejar de leer una historieta hasta llegar al final: las dos primeras fueron El Eternauta y Watchmen; la tercera, este Mocha Dick que cataloga directamente de "obra maestra" y que ahora pueden disfrutar ustedes tal y como he hecho yo esta misma semana.

La edición de Mocha Dick a cargo de Planeta cuenta con una cubierta ilustrada por Félix Vega, y es precisamente de este autor chileno de quien la editorial recupera también en una bella edición integral, descatalogados ya aquellos cuatro volúmenes de Norma, su Juan Buscamares; una novela gráfica ante la cual los autores de aquella se deshacen en elogios: "un tour de force a través del tiempo y el espacio", "una obra de arte de la historieta chilena" o "un hito de la literatura nacional" son algunos de los calificativos que le dedica Ortega; Martínez no se queda atrás y la considera "un libro capital de la historieta chilena" y "una obra universal". También coinciden ambos, confirmando el dicho popular de que nadie es profeta en su tierra, a la hora de destacar que esta obra en la que los cetáceos también desempeñan un papel fundamental es mucho más conocida aquí que en Chile; tampoco es de extrañar, ya que su autor ha colaborado en repetidas ocasiones con el creador de Torpedo, el español Enrique Sánchez Abulí. Por otra parte, Juan Buscamares relata precisamente la odisea de un personaje, el que da título a la obra, que es fruto del mestizaje tanto literal como metafóricamente: hijo de uno de los conquistadores que expoliaban el Nuevo Continente recién descubierto y de una nativa del lugar, el relato que protagoniza es una odisea mesiánica ambientada en un futuro distópico que también bebe de fuentes diversas: lo mismo toma elementos de la tradición precolombina como -en sus momentos más alucinados y lisérgicos- de la BD francobelga de género, muy especialmente de la ciencia ficción tal y como la entendían autores como Alejandro Jodorowsky -de origen chileno, para más señas- y Moebius o Enki Bilal (que llegaron a Chile de la mano de revistas como Bandido, en la que publicó también un Vega primerizo). Pero el resultado, que también remite al erotismo de Milo Manara y que incluye uno de los homenajes más hermosos que jamás se hayan hecho a El Principito de Saint-Exupéry, puede presumir de personalidad propia gracias a cómo su autor engarza los distintos elementos que lo conforman así como a su dominio de los lápices.

Como curiosidad, y ya que empezábamos hablando de Unicómic, les cuento que Félix Vega fue uno de los tres primeros autores -los otros dos eran Sergio Bleda y el por aquel entonces ya gran amigo Enrique Corominas- que tuve el honor de presentar en mi primera intervención en las octavas Jornadas del Cómic de la Universidad de Alicante allá por el año 2006; la primera de las muchas actividades que he llevado a cabo en el seno de este evento a lo largo de los trece años que han transcurrido hasta el momento. Pues va a ser verdad lo que afirma Francisco Ortega en el epílogo de su Mocha Dick al bucear en los orígenes de su obsesión por la gran ballena blanca: que los círculos siempre se cierran.


Mocha Dick (La leyenda de la ballena blanca) y Juan Buscamares están editados por Planeta Cómic.

MOCHA DICK

MOCHA DICK

JUAN BUSCAMARES

JUAN BUSCAMARES

El último monográfico de

El último monográfico de "Tebeosfera" sobre historieta chilena

Gonzalo Martínez y Francisco Ortega

Gonzalo Martínez y Francisco Ortega

Félix Vega

Félix Vega

Hugo Hinojosa, en su paso por Unicómic XX (c) Tebeosfera

Hugo Hinojosa, en su paso por Unicómic XX (c) Tebeosfera

Autores como Moebius o Bilal llegaron a Chile gracias a revistas como

Autores como Moebius o Bilal llegaron a Chile gracias a revistas como "Bandido" o "Trauko"

Enlaces relacionados con esta noticia

Comentarios a esta noticia

Hitos de la historieta chilena
Abandonad toda esperanza, salmo 632º

EDPV Por: Francisco J. Ortiz... Desde:
Comentar esta noticia

Para poder comentar regístrese o valídese con su usuario EDPV o de Facebook

Usuario EDPV  Usuarios EDPV
Usuario:     Contraseña:   ACEPTAR ->

Si no tiene ningún usuario creado Nuevo usuario

Usuario Facebook  Usuarios Facebook

    Si tiene un usuario Facebook también puede utilizarlo para opinar

    facebook

Estadísticas

  • Visitas: 562
  • Impresa: 0
  • Enviada: 0

Valora esta Noticia

  • ¿Te ha gustado este artículo? Valora la noticia con una nota de 1 a 5
  • Voto 1 Voto 2 Voto 3 Voto 4 Voto 5
  • 10 puntos por 2 lectores

Búsqueda

    Buscar noticias sobre:


    Fecha Visitas
banner
El Periódico de Villena, S.L.
C/. Joaquín María López, 21. Primero B - Villena (Alicante) España: 03400
CIF.:B-54029632 - Teléfono: +34 966.153.422
redaccion@elperiodicodevillena.com
acceso anunciantes
Realizado con ENIUS de Telémaco Sistemas
banner

Esta web utiliza cookies propias y de terceros que son necesarias para el proceso de registro y el análisis de la navegacion de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Ver política de cookies

acepto las cookies