Páginas servidas: 79.301.113
17 - 12 - 2018

Opinión / Columnas / El Diván del Desencanto

Referencia: VLP3Z - Miércoles, 10 de Octubre de 2018

No digan nunca más que quieren construir un mundo mejor

Reculó, una vez más, el gobierno socialista. En la oposición siempre lanza mensajes esperanzadores, abanderando asuntos tan importantes como la sanidad gratuita y universal, la protección social, el compromiso garantista de mantener las pensiones o ese ambicioso deseo de no escatimar esfuerzos en la construcción de un mundo mejor. Declara, cuando puede y toca, su innato pacifismo y antepone en sus discursos la negociación y la diplomacia a la odiosa violencia o la imposición de medidas extremas.

En la oposición se utiliza siempre esa trampa demagógica para engañar al electorado, o simplemente ocultar parte de la verdad. Cuando se gobierna, bien por la responsabilidad de Estado, bien por los intereses creados, bien por los compromisos adquiridos, la verdad aflora y la realidad se vuelve cruel. Antes anunciaba el Gobierno la suspensión de comprometidos acuerdos con Arabia Saudí, ahora da luz verde a la construcción y venta de cuatrocientas bombas láser, fabricadas por Navantia, con destino al país árabe, que las empleará en su eterna guerra con Yemen.

Y nadie espera a que las armas caduquen en un polvorín. Más temprano que tarde, serán utilizadas para matar a seres humanos. La hipocresía política tiene el arte de disfrazar las palabras para que resulten menos dañinas; por eso se excusa en que los objetivos son exclusivamente militares, no civiles, que son bombas teledirigidas sin margen de error, y si los hubiere, su maquiavélico lenguaje construye otras inocentes palabras: daños colaterales. El caso es llevar siempre la razón y justificar conflictos bélicos para que las víctimas huyan despavoridas de una contienda que no inventaron ellas, sino los poderosos.

Llega el momento en que las mafias capten a los desamparados, los crucen por peligrosas fronteras, los exilien a países más seguros para encontrarse al final del camino con falsos cantos de sirena. Surgen nacionalismos populistas que hacen de la xenofobia un único canto y ven con malos ojos a los que llegan furtivos de la guerra. No son los mercenarios los malvados, los que generan un conflicto donde no lo había; no son los que compran armas en los mercados negros o se abastecen de los países democráticos, a los que se le cae la baba cuando hablan de democracia y pacifismo.

Argumenta cada vez más un importante sector de la sociedad que los culpables de las crisis económicas son los moros y los negros, esos que vienen en pateras a quitarnos el trabajo y robarnos el pan. Tanta es la ceguera de los gobernantes que perpetúan los sistemas para que nada cambie, o peor, para que el negocio prime ante la necesidad vital o la indigna mendicidad de la condición humana. Ese “a Dios rogando y con el mazo dando” lo predican todos los días los gobiernos, democráticos y dictatoriales.

Al fin y al cabo no se perciben, en demasiadas ocasiones, diferencias entre los unos y los otros, porque actúan igual y hacen lo mismo. Si alguna vez soñamos realmente con un mundo humanizado y en plena convivencia pacífica, alguna vez alguien tendrá que dar el primer paso; con un gesto, con una lúcida decisión política. Justifica el gobierno de Sánchez su rectificación en el mantenimiento del empleo de los seis mil trabajadores de Navantia. Voces de Podemos también apoyan la resolución. También hubo en el pasado una costosa reconversión en los astilleros y en las cuencas mineras…

Algo habrá que pensar: si seguir fabricando armamento o reconvertir el negocio en otra cosa. ¿Se imaginan por un momento que los seis mil empleados cultivasen marihuana en extensos campos andaluces que hoy están sin cultivar? Acabarían con los camellos y los impunes narcos y obtendrían más que los mil ochocientos millones de euros que supone la venta de armas. Negocio limpio del Estado si legalizara la hierba. Impensable, ¿verdad? Todo el mundo atizaría sin piedad tan descabellada medida, sin embargo a todo el mundo le parece lógico vender armas para que la gente se mate. Sigan con el comercio del exterminio y de la muerte, pero no hablen más de paz.

Recurro para finalizar a la heroína griega Lisístrata, que lideró una huelga de relaciones sexuales en tanto los maridos de las futuras viudas no abandonaran las trincheras en sus guerras. “Si quieres guerra no hay sexo”. Y concluyeron los combates.

Cuando se gobierna, bien por la responsabilidad de Estado, bien por los intereses creados, bien por los compromisos adquiridos, la verdad aflora y la realidad se vuelve cruel

Cuando se gobierna, bien por la responsabilidad de Estado, bien por los intereses creados, bien por los compromisos adquiridos, la verdad aflora y la realidad se vuelve cruel

Antes anunciaba el Gobierno la suspensión de comprometidos acuerdos con Arabia Saudí, ahora da luz verde a la construcción y venta de cuatrocientas bombas láser, fabricadas por Navantia, con destino al país árabe

Antes anunciaba el Gobierno la suspensión de comprometidos acuerdos con Arabia Saudí, ahora da luz verde a la construcción y venta de cuatrocientas bombas láser, fabricadas por Navantia, con destino al país árabe

¿Se imaginan por un momento que los seis mil empleados cultivasen marihuana en extensos campos andaluces que hoy están sin cultivar?

¿Se imaginan por un momento que los seis mil empleados cultivasen marihuana en extensos campos andaluces que hoy están sin cultivar?

Noticias Relacionadas

ANTERIORES



Por:  Juan José Torres

Comentarios a esta noticia

No digan nunca más que quieren construir un mundo mejor
Reculó, una vez más, el gobierno socialista. En la oposición siempre lanza mensajes esperanzadores, abanderando asuntos tan importantes como la sanidad gratuita y universal, la protección social, el compromiso garantista de mantener las pensiones o ese ambicioso deseo de no escatimar esfuerzos en la construcción de un mundo mejor. Declara, cuando puede y toca, su innato pacifismo y antepone en sus discursos la negociación y la diplomacia a la odiosa violencia o la imposición de medidas extremas.

EDPV Por: Juan José Torres... Desde:
Comentar esta noticia

Para poder comentar regístrese o valídese con su usuario EDPV o de Facebook

Usuario EDPV  Usuarios EDPV
Usuario:     Contraseña:   ACEPTAR ->

Si no tiene ningún usuario creado Nuevo usuario

Usuario Facebook  Usuarios Facebook

    Si tiene un usuario Facebook también puede utilizarlo para opinar

    facebook

Estadísticas

  • Visitas: 600
  • Impresa: 1
  • Enviada: 0

Valora esta Noticia

  • ¿Te ha gustado este artículo? Valora la noticia con una nota de 1 a 5
  • Voto 1 Voto 2 Voto 3 Voto 4 Voto 5
  • 28 puntos por 8 lectores

Búsqueda

    Buscar noticias sobre:


    Fecha Visitas
banner
El Periódico de Villena, S.L.
C/. Joaquín María López, 21. Primero B - Villena (Alicante) España: 03400
CIF.:B-54029632 - Teléfono: +34 966.153.422
redaccion@elperiodicodevillena.com
acceso anunciantes
Realizado con ENIUS de Telémaco Sistemas
banner

Esta web utiliza cookies propias y de terceros que son necesarias para el proceso de registro y el análisis de la navegacion de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Ver política de cookies

acepto las cookies