Páginas servidas: 65.994.833
21 - 11 - 2017

Opinión / Columnas / El Diván del Desencanto

Referencia: QVC3Z - Jueves, 3 de Octubre de 2013

Municipalización de los servicios

Hoy en día, con la crisis sacudiéndonos y por más que intenten consolarnos con recuperaciones lejanas, es difícil encontrar un euro debajo de las piedras. Los ayuntamientos se hayan sumidos en una situación económica precaria, haciendo juegos malabares por la incertidumbre de las futuras financiaciones, porque las subvenciones de las Diputaciones y de las Consellerías se han reducido drásticamente y los fondos europeos parecen migajas y a cuentagotas. Castigados, no encuentran otras fuentes de ingresos que no sean los impuestos, que cargan más al contribuyente, pareciendo una pescadilla mordiéndose la cola.

Yo estoy convencido de que los ayuntamientos, el nuestro también, podrían recaudar más sin necesidad de apelar a las obligatorias contribuciones. ¿Cómo? Municipalizando los servicios públicos que ahora gestionan y explotan empresas privadas. Más deuda para los ayuntamientos, pensarán ustedes. Pero si las cosas se hicieran bien los ayuntamientos ganarían, nunca perderían. Siempre se ha dicho que el modelo privado es más rentable y funciona mejor que el público. Si es así es porque algo falla en el sistema, no que esté incapacitado para gestionar bien las cosas.

¿Dónde está el error? La lentitud, desesperante; la burocracia, permanente; el personal, acomodado más veces de lo necesario (salvando numerosas y honrosas excepciones); la descoordinación, crónica. Ya está diagnosticado el problema: falta control, fiscalización y coordinación. De modo que si hubiese interés político en controlar, fiscalizar y coordinar toda la maquinaria municipal los ayuntamientos serían tan competitivos como las mejores compañías del sector privado.

Empresas que trabajaron en la construcción, grandes compañías del sector servicios, UTEs bien asociadas, son las que prestan servicios públicos a los ayuntamientos: agua, basuras, estacionamientos regulados por la hora, etc… Todos concursan para ser adjudicados y explotar el servicio; luego, está claro que existe negocio e interés económico. Así las cosas, ¿resulta tan descabellado pensar que la gestión que hacen las empresas privadas no pueden hacerlas los ayuntamientos? Por supuesto que pueden, y con costes más económicos.

Los ayuntamientos adjudican a empresas el servicio de la red de aguas y el de recogidas de basuras. Las Diputaciones conceden la explotación de acuíferos a compañías privadas. ¿Por qué no controlan y fiscalizan los ayuntamientos las facturas del servicio? ¿Por qué no solicitan a las Diputaciones el acceso al contador de cabecera para verificar si los hectómetros cúbicos extraídos corresponden a lo acordado? Se adjudican los servicios por comodidad y no se controlan por pereza o ineptitud, fiándose de la gestión sencillamente.

Podrán pensar muchos de ustedes que no se pueden municipalizar los servicios porque las adjudicaciones lo son por un período determinado de años. Es cierto, pero también es verdad que existen los pliegos de condiciones y que su incumplimiento supone la ruptura unilateral del acuerdo. La cuestión es que nadie, desde los ayuntamientos, controla y comprueba si los pliegos se cumplen o se infringen, si las tarifas están acordes a lo establecido o se inflan las facturas, si la calidad de los materiales se ajusta a lo exigido o han sido sustituidos, si los equipos han sido modificados con otras condiciones, sin consultar o comunicar, o si tienen autorización para realizar otros trabajos en otros lugares con el personal y maquinaria de aquí. Muchas preguntas sin respuesta porque nadie sabe ni contesta, y en este punto donde se pierde el control absoluto.

Se supone que algún técnico municipal supervisará la fiel ejecución del servicio, pero me atrevería a decir que una vez adjudicado ya nadie se preocupa, ni siquiera en revisiones anuales. Por ello, soy de la opinión que los ayuntamientos deberían municipalizar los servicios. El personal, reclutado del paro y personas cualificadas y formadas para realizar un seguimiento, fiscalizar y supervisar el óptimo trabajo. Si el ayuntamiento desea emplear a gente, realizar un buen servicio y sin que le engañe nadie ya sabe: para hacer negocio, él mismo.

Los ayuntamientos, castigados, no encuentran otras fuentes de ingresos que no sean los impuestos, que cargan más al contribuyente

Los ayuntamientos, castigados, no encuentran otras fuentes de ingresos que no sean los impuestos, que cargan más al contribuyente

Empresas que trabajaron en la construcción, grandes compañías del sector servicios, UTEs bien asociadas, son las que prestan servicios públicos agua, basuras, estacionamientos regulados…

Empresas que trabajaron en la construcción, grandes compañías del sector servicios, UTEs bien asociadas, son las que prestan servicios públicos agua, basuras, estacionamientos regulados…

Si el ayuntamiento desea emplear a gente, realizar un buen servicio y sin que le engañe nadie ya sabe: para hacer negocio, él mismo

Si el ayuntamiento desea emplear a gente, realizar un buen servicio y sin que le engañe nadie ya sabe: para hacer negocio, él mismo

Por:  Juan José Torres

Comentarios a esta noticia

    #1

    jope.ferrandiz
  • Estoy de acuerdo con la mayor parte del artículo de Juan José. Está claro que existe un negocio y un evidente interés económico en las empresas que concurren y a las que luego se les adjudican los servicios que sacan a concurso los ayuntamientos, adjudicaciones que por cierto, me temo que no se hacen muchas veces a favor de la empresa que objetivamente es la mejor (en términos de coste y calidad de servicio), sino que imperan en su elección, otras sutiles consideraciones, que tienen que ver con tratos de favor y una cosa tan de moda hoy en día llamada corrupción. En cuanto a la desgana de los funcionarios, es evidente que existe, aunque yo lo conectaría más con el desencanto, de ver por ejemplo, que en un ayuntamiento cualquiera e independientemente de quien gobierne, muchas veces se contrata a un número de asesores y personal de confianza que iguala, cuando no excede, al propio número de concejales que forman parte de esa corporación, de manera que gente sin cualificación contrastada, sin oposición sacada tras arduos estudios, se encarama en un puesto de privilegio, por ser familiar, amigo o simpatizante del partido político de turno, con el consiguiente coste económico que el mantenimiento de todas esas personas suponen para las arcas municipales, a cuyos ciudadanos se les acribilla cada vez con más impuestos, cuando la mayor parte del trabajo de tanto personal de confianza o enchufado, podrían perfectamente realizarlo funcionarios de la plantilla de ese ayuntamiento y a los que directamente se les ningunea. Pero claro, los partidos políticos de ámbito nacional y nacionalistas que en las últimas décadas se han repartido el gobierno de los distintos ámbitos del estado español, les interesa tener una numerosa plantilla de pseudofuncionarios fieles, a los que compensar por sus servicios prestados, aunque ello implique cargar con un gasto brutal e innecesario, a un Estado que para seguir funcionario, necesita continuar apretando a jubilados y trabajadores.
  • Sin Votos Para votar y ver quién ha votado este foro debes de identificarte.
    Por: jope.ferrandiz 03/10/2013 @ 17:33 Desde: Web
    jope.ferrandiz

    Estoy de acuerdo con la mayor parte del artículo de Juan José. Está claro que existe un negocio y un evidente interés económico en las empresas que concurren y a las que luego se les adjudican los servicios que sacan a concurso los ayuntamientos, adjudicaciones que por cierto, me temo que no se hacen muchas veces a favor de la empresa que objetivamente es la mejor (en términos de coste y calidad de servicio), sino que imperan en su elección, otras sutiles consideraciones, que tienen que ver con tratos de favor y una cosa tan de moda hoy en día llamada corrupción. En cuanto a la desgana de los funcionarios, es evidente que existe, aunque yo lo conectaría más con el desencanto, de ver por ejemplo, que en un ayuntamiento cualquiera e independientemente de quien gobierne, muchas veces se contrata a un número de asesores y personal de confianza que iguala, cuando no excede, al propio número de concejales que forman parte de esa corporación, de manera que gente sin cualificación contrastada, sin oposición sacada tras arduos estudios, se encarama en un puesto de privilegio, por ser familiar, amigo o simpatizante del partido político de turno, con el consiguiente coste económico que el mantenimiento de todas esas personas suponen para las arcas municipales, a cuyos ciudadanos se les acribilla cada vez con más impuestos, cuando la mayor parte del trabajo de tanto personal de confianza o enchufado, podrían perfectamente realizarlo funcionarios de la plantilla de ese ayuntamiento y a los que directamente se les ningunea. Pero claro, los partidos políticos de ámbito nacional y nacionalistas que en las últimas décadas se han repartido el gobierno de los distintos ámbitos del estado español, les interesa tener una numerosa plantilla de pseudofuncionarios fieles, a los que compensar por sus servicios prestados, aunque ello implique cargar con un gasto brutal e innecesario, a un Estado que para seguir funcionario, necesita continuar apretando a jubilados y trabajadores.

    Usuario EDPV Por: jope.ferrandiz 03/10/2013 @ 17:33 Desde: Web

Municipalización de los servicios
Hoy en día, con la crisis sacudiéndonos y por más que intenten consolarnos con recuperaciones lejanas, es difícil encontrar un euro debajo de las piedras. Los ayuntamientos se hayan sumidos en una situación económica precaria, haciendo juegos malabares por la incertidumbre de las futuras financiaciones, porque las subvenciones de las Diputaciones y de las Consellerías se han reducido drásticamente y los fondos europeos parecen migajas y a cuentagotas. Castigados, no encuentran otras fuentes de ingresos que no sean los impuestos, que cargan más al contribuyente, pareciendo una pescadilla mordiéndose la cola.

EDPV Por: Juan José Torres... Desde: Web
Comentar esta noticia

Para poder comentar regístrese o valídese con su usuario EDPV o de Facebook

Usuario EDPV  Usuarios EDPV
Usuario:     Contraseña:   ACEPTAR ->

Si no tiene ningún usuario creado Nuevo usuario

Usuario Facebook  Usuarios Facebook

    Si tiene un usuario Facebook también puede utilizarlo para opinar

    facebook

Estadísticas

  • Visitas: 1856
  • Impresa: 3
  • Enviada: 0

Valora esta Noticia

  • ¿Te ha gustado este artículo? Valora la noticia con una nota de 1 a 5
  • Voto 1 Voto 2 Voto 3 Voto 4 Voto 5
  • 65 puntos por 13 lectores

Búsqueda

    Buscar noticias sobre:


    Fecha Visitas
banner
El Periódico de Villena, S.L.
C/. Joaquín María López, 21. Primero B - Villena (Alicante) España: 03400
CIF.:B-54029632 - Teléfono: +34 966.153.422
redaccion@elperiodicodevillena.com
acceso anunciantes
Realizado con ENIUS de Telémaco Sistemas
banner

Esta web utiliza cookies propias y de terceros que son necesarias para el proceso de registro y el análisis de la navegacion de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Ver política de cookies

acepto las cookies